Empieza a ser frecuente encontrarme empresas donde el coste de sus recursos en Azure se les va de las manos. Es habitual que me comenten que “la nube publica es cara”, cosa que da pie a conversaciones sobre los factores que se tienen en cuenta para llamarlo caro o barato… es necesario ponerlo en contexto. En ambos casos, se inician discusiones de lo más interesantes. Aquí algunos ejemplos:

Desmintiendo mitos de los costes en Azure

 

  • Cuando me dicen que es caro, al 40% de los interlocutores les faltaban elementos CAPEX y OPEX en el estudio. De ellos, el 80% se dieron cuenta que efectivamente, no era tan caro como pensaban.
  • En el otro lado, en el 70% de los casos que dicen que es barato, el interlocutor infra-dimensionó los recursos que necesitaba antes de la adopción. En estos casos, la mayoría de ellos (90%), están ante un problema a resolver: la nube ya está adoptada y hay necesidad de recortar costes con mayor o menor urgencia.
  • Un tercer grupo con una opinión neutra, donde básicamente les preocupa poco el coste (propiedad de otras áreas generalmente).

 

Como genera controversia en una dirección o en otra, intento a ayudarles a separar el grano de la paya. En unos casos es hacer entender los costes no computados de permanecer en su CPD (elementos tan variados como seguros, grupos electrógenos, mantenimiento, garantías, servicios 24x7x365…). En el lado opuesto, la situación suele ser un poco más dramática: el cliente ya está en la nube, no tiene marcha atrás (bajar a su CPD), y sólo le queda huir hacia adelante, y optimizar los elementos aprovisionados.

 

En este segundo caso, la situación no suele resultar tan dramática porque precisamente la “joya” de la nube es precisamente el aprovisionamiento bajo demanda. Normalmente la conversación suele derivar hacía la gobernanza de Azure. Los principios de la gobernanza de datos en general son fáciles de entender: saber lo que sucede y tomar decisiones. En el caso de Azure, las decisiones giran alrededor de tres pilares:

 

  • Administración de costes: optimización y recursos adecuados para cada necesidad.
  • Políticas de Seguridad: infraestructura y datos seguros; integración híbrida.
  • Consistencia de recursos: continuidad de negocio, SLAs, operación.

 

En nuestro caso, en SolidQ, para la gestión de la gobernanza de datos seguimos los procedimientos que recomienda Microsoft (en este enlace puedes tener más información: https://docs.microsoft.com/es-es/azure/governance/azure-management), que esquemáticamente agrupamos de esta forma:

 

Cómo optimizar tus costes en Azure a través la gobernanza.

 

Cada cliente es diferente y no hay que ser muy avispado para darse cuenta que en alguno de estos 6 puntos se ha fallado en mayor o menor medida. Es importante ver más allá del bosque (redefinir plan de adopción y diagnosticar donde se ha fallado), pero casi siempre se necesita buscar una “victoria” rápida en para recuperar la confianza en el programa de adopción. Para que tengas contexto, en el escenario tipo que describo el cliente ha adoptado la nube, los servicios funcionan generalmente bien y no hay compromiso de servicio, pero los costes se han disparado.

Si eres vendedor, sabes que si reduces el coste, ya tienes al cliente de tu lado. Nos vamos a centrar en la administración de costes, que es el motivo de esta publicación. Microsoft trata de dar herramientas para ayudarte a entender los costes, aunque la oferta es tan amplia y cambia tanto, que es posible perderse con relativa facilidad. Sirvan estos ejemplos como referencia:

 

En la mayoría de los casos que conozco, estos elementos son más que suficientes para tener bien desglosados los costes, pero para llegar a estos desgloses se debe haber hecho un trabajo previo de organización y procedimientos que por arduos que parezcan son útiles para conseguir el objetivo. La realidad es que el día a día satura a las organizaciones, donde se llega a situaciones donde lo urgente se come lo urgente (parece broma que el consumo no sea urgente).

 

Gobernanza de datos en Azure o cómo evitar que se dispare el consumo.

 

Ahí es cuando la conversación deriva hacia la Gobernanza de datos en Azure, elemento más complejo cuanto mayor es la organización.

Definiendo del proyecto

Convencido el interlocutor, hay que definir el proyecto de gobernanza. Y nadie ha dicho que sea una tarea fácil ya que suena caro, lento y difuso… pero una situación imprescindible si quieres meter la tijera a tu consumo en Azure. Este es un trabajo imprescindible para que la organización pueda evaluar si el trabajo de consultoría merece la pena. Me gusta seguir “principios” como SMART (https://en.wikipedia.org/wiki/SMART_criteria) al definir el alcance del proyecto. Suelo utilizar criterios fáciles de comprender. Estás en el momento de definir las razones del proyecto: hay que encontrar el Why y el What del proyecto (https://www.oreilly.com/library/view/project-management-step/9781292142210/html/chapter-002.html). Por cierto, no te equivoques, con el Why de Simon Sinek (https://www.youtube.com/watch?v=u4ZoJKF_VuA).

 

Cuándo acabar

Es difícil determinar cuándo finalizar las optimizaciones de costes. Una vez realizada las dos primeras iteraciones de optimización, recomiendo a los clientes revisas periódicamente (1 vez al mes suele funcionar) los informes de costes extraídos del proyecto. Se puede asignar a alguien la tarea cada mes. En mi caso, en SolidQ Flex tenemos paneles de PowerBI que los responsables de servicio comparten periódicamente con el cliente. Pueden servir automatizaciones, procesos de Power-automate…

 

Ejemplos de casos de uso y amortización del proyecto

 

Casos de uso y amortización del proyecto gobernanza de datos

 

Naturalmente el número bruto de ahorro es mayor cuanto mayor sea la organización, pero desde aquí me gustaría animar a cualquier empresa independientemente de su tamaño de buscar porcentajes de ahorros. Es obvio que no te vas a embarcar en ningún proyecto de optimización de costes si no tienes una sospecha razonable de que el ahorro de costes vaya a amortizar el coste del proyecto, pero desde aquí me gustaría animarte a que contactes conmigo y veamos si te podemos ayudar.

 

En proyectos recientes en los que hemos trabajado, en sólo el primer mes de trabajo, hemos conseguido ahorros que amortizan el servicio Flex entre 6 y 12 meses, por lo que ¿a qué esperas?

Eladio Rincón