Una de las nuevas funcionalidades de SQL Server 2008 es la posibilidad de hacer Slipstreaming. En realidad es algo que forma parte del sistema operativo de Windows desde hace tiempo, pero en SQL es ahora cuando la han incorporado. Bueno, y muchos de vosotros os preguntaréis «¿y eso qué es?», a lo que se podría responder que es una técnica que permite realizar en una misma operación la instalación del producto y del último Service Pack publicado y de sus posibles parches acumulativos. Es decir, en vez de tener que instalar el producto, posteriormente instalar el SP1 (en el caso de 2008) y el parche acumulativo publicado poco después, podríamos hacer todo esto en una única operación. Suena bien, ¿verdad?

Hay mucha documentación en la web al respecto, pero aquí os voy a dejar unos enlaces (de fuentes oficiales) que aclaran términos y explican paso a paso todo el proceso: